Al lado del fútbol·Curiosidades de futbol·Jugadores Leyenda·Real Zaragoza·Viejas Glorias del fútbol

Se apagaron las luces de París

Hoy es 10 de mayo.

Escribir estas líneas con la canción de Ana Belén Arde París ya es especial para una zaragocista, escribirlo por este aniversario no se puede explicar muy bien.

1995-90-1000x654.jpg

<<Arde París y en tu piel se para el tiempo…>> en el estadio de El Parc des Princes se paró el corazón de todos los asistentes de aquel famoso e histórico ya Arsenal – Real Zaragoza. Estaban cerca de ver a sus equipos en la tanda de penaltis y Nayim, dice que ensayado y sabiendo que podía entrar, chutó y golpeó el balón hasta que Seaman quedó al lado en la portería, pensando cómo había dejado que entrara. Esta historia nos la sabemos todos. Pocos hay ya que no sepan qué pasó aquella noche. La euforia de sus aficionados, las lágrimas de la derrota en las mejillas de los ingleses, la fiesta en la plaza del Pilar…

¿Quién se acuerda hoy de eso con 3 o 4 años ese mayo de 1995?

¿Quién llora y rabia viendo al equipo donde está ahora? ¿Quién no ha maldecido en algún momento al soriano que propició, entre otros, la situación actual? ¿Cuántos de los que no vivimos aquel mayo de París o no vimos ese partido en la ciudad de la luz y el amor hablamos de él como si no fuera así? Ya lo digo yo, muchos. A mi, sin ir más lejos, me mandaron a dormir en algún momento del partido, no recuerdo cuándo. Yo tenía 5 años, y si vi algo no me acuerdo. Mi padre estuvo en París, las 2 caras de la misma moneda, de la noche que podría haber unido a dos generaciones de zaragocistas y las casualidades de la vida no lo hicieron.

Una profesora mia a la que no le gusta el fútbol se durmió en el hombro de un compañero suyo durante su viaje de estudios cuando Nayim disparó. Las 2 hablamos de París como si nos acordáramos por nosotras mismas de algo. Muchos de los niños de hoy en día algo sabrán, o les habrán contado, o lo habrán visto. ¿Qué más da no? Ahora estamos en Segunda división y mientras la generación que vio ganarle al Madrid 6-1 y al Barcelona 6-3 y luego perder una copa del Rey de manera dolorosa en 2006, nuestras lágrimas fueron esas. De las amargas derrotas, las lágrimas de quien nos ha contado grandezas blanquiazules, de sufrir contra Albacete, Numancia, de enzarzarnos contra los oscenses y gritarles a los de Osasuna lo mismo que ellos nos gritan a nosotros. Yo fui una de aquellas que delante del televisor lloró viendo aquel Real Zaragoza – Atlético de Madrid  en 2013. Bajaban los maños a Segunda con un gol de un rojiblanco que en lugar de celebrar pedía perdón por marcar. La Segunda, si miras el fútbol de manera diferente, parece bonita, pero no hemos sido nunca un equipo de Segunda, sino de ir por las grandes ciudades de España y de Europa. Entiendo a quienes critican por impotencia, a los abuelos que han llorado de alegría y no por estas calamidades, a quienes sufrimos por situaciones lamentables, pero ahora mismo, yo prefiero ser de los que siguen gritando con fuerza “Zaragoza nunca se rinde” y escribir aquella frase de Perez Galdós. “…pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde.” (Episodios Nacionales)

“En la historia se grabó Zaragoza la inmortal” Rezaba un tifo a principio de esta temporada. Se apagaron hace una década las luces de París, se encendieron las de la incertidumbre, de la casi desaparición, de las tardes de desesperación y de las escusas, pero hay que creer, volveremos a Primera y me gustaría pensar que hasta a competiciones europeas. En 2011, en Barcelona gritaba los goles que mi Real Zaragoza le marcaba al Madrid y mi amiga merengue no quiso salir de fiesta, estamos cerca de volver a repetir esas tardes. Queda poco para volver a la historia de la liga irregular, de los grandes focos de los estadios de fútbol.

Se apagaron las luces de París pero no deberían apagarse las de nuestros nuevos sueños.

Aún con todo esto, hoy celebremos que aquel mágico 10 de mayo de 1995 el Real Zaragoza hizo arder París. Vimos al negro en el larguero, a Cedrún sin saber si celebrarlo o esperar bajo palos y a Higuera subirse encima de Victor Fernández.Fuimos el foco brillante de Euopa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s