Atlético de Madrid·temporada 2015-2016

Atlético-Galatasaray

Noche de Champions en la Ribera del Manzanares.

Tuvimos el miércoles en feudo colchonero un partido de los que fortalecen a una afición. Atlético de Madrid-Galatasaray. No tenía el Atlético obligación de ganar, con empatar ante el equipo turco la clasificación a octavos de Champions League (y la prima económica que eso conlleva) estaba asegurada. No obstante el equipo salió a ganar, se gustó, y lo hizo.

Al fin pudimos ver de nuevo el famoso 4-3-3 que tanto anunció Simeone durante el descanso estival; con Koke de mediocentro y no relegado a la banda derecha el juego del Atlético nada tuvo que ver con los mediocres partidos de Liga que se habían venido jugando. El 6 se siente a sus anchas y nos preguntamos, una y otra vez, por qué el Cholo no se lanza a utilizar este esquema “no tan defensivo” habitualmente. 104 pases acertados, dicen las estadísticas, que realizó el mediocentro. Con Koke como jefe del mediocampo y Tiago y Gabi sellando el cerrojo defensivo de los de siempre y Gámez, el equipo se plantó con una solidez que recordaba a temporadas pasadas.

Ante un Galatasaray bien plantado defensivamente, que dejó un Sneijder poco fino casi toda la iniciativa ofensiva, el balón era rojiblanco. En la banda izquierda, el puñal, un incombustible Carrasco que se desgañitó y dejó el alma rompiendo los esquemas (y la cintura de Denayer) con constantes desmarques en vertical. Perdí la cuenta de las arrancadas que hizo, dejando el camino a expedito a un Filipe Luis que, esa noche, volvió a ser aquel que era antes de marchar a tierras inglesas.KokeyGriezmanngolGalatasaray

No fueron ninguno de ellos, a pesar del espectáculo, el héroe de la noche. Tampoco lo fue Fernandito Torres, que sigue persiguiendo el gol número 100 y se le sigue escapando partido a partido (quién sabe si esta tarde…). Con un cabezazo directo a la red marcó el primero el ya héroe del Calderón, Antoine Griezmann y, a los veinte minutos de iniciada la segunda mitad, remataba al encuentro con un toque al fondo de la portería, de nuevo a pase del capitán. Se gustó el Atlético, y cómo se notaba, el francés se ha abonado al gol y las jugadas se sucedían con una facilidad que nos estaba costando ver esta temporada.

Sigue quedando un regusto amargo, con un Torres que se le atraganta el gol y un Jackson desaparecido (con o sin lesión). Una suerte que Vietto, y los chavales que empiezan a crecer en el equipo, parecen estar más que dispuestos a echar una mano. En unas horas defendemos la segunda plaza de la tabla contra el Espanyol y el 23, Saúl y Oliver Torres arrancan de titulares, ¿estamos a las puertas de un nuevo Atlético?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s