Copa Confederaciones 2013·Selección española

España 10 – Tahití 0

Los collares de Tahití sirven para hacer amigos en el campo.  

Un partido entre 2 selecciones que más que oficial parecía un entrenamiento. 
El “fair play” del que tanto habla la UEFA y FIFA que quiso hacer realidad Tahití en el partido pudo ser la razón principal de que España solo les hiciese un gol en los primeros 30 minutos de juego. Otra razón, el desnivel entre los 2 rivales. 
Los 2 equipos sabían bien el rival que tenían enfrente y sus posibilidades antes él. Del Bosque sacó a los suplentes de la selección que igual pueden servir para hacer partidos de titulares porque son igual de buenos. 
Ni el nivel futbolístico (un profesional de este deporte en la selección de Tahití) ni el nivel físico eran los mismos.
Se le ganó por 10 goles a 0, pero los tahitianos se ganaron el corazón de los que los veían desde Maracaná y los que los vimos desde casa. 

Poca intensidad y poco toque de balón. No quieren ni pueden jugar como siempre. El rival que tenían enfrente no daba pie con su juego al habitual tika taka de nuestra selección y por respecto tampoco era propicio jugar de esa manera. Sirvió para ganar golaverage, aún jugando casi sin fuerzas ni agresividad. El rival, digno. Ni patadas, ni golpes, ni entradones. Decidieron jugar contra la mejor selección de fútbol del mundo con el fútbol que ellos sabían, y encima en Maracaná. Un sueño cumplido para los australianos. 

Los collares que los tahitianos regalaron a los españoles antes del encuentro y el intercambio de camisetas al finalizarlo muestra el respecto y admiración que tienen estos jugadores. No es necesario enfadarse cuando ya sabes a lo que te enfrentas.

Poker de goles de Torres. Hat Trick de Villa. Un gol de Mata, dos de Silva. Esta es la cuenta goleadora que hicieron los españoles. Récord de goles en este estadio. 

Lo más celebrado por todo el estadio, los jugadores de Tahití y su portero fue el penalti fallado de Torres.

No quiero entrar en polémicas de si eran muchos goles, si eran necesario hacerles tantos, de Torres y Villa en el 11 inicial, de si era necesario que salieran ellos para “reivindicarse” como máximos goleadores de este torneo precisamente contra este equipo o de la titularidad en la portería de Pepe Reina. 

Este partido había que jugarlo y ya se ha pasado. Ni se vieron florituras ni se forzó la máquina. Los goles llegaban como se pasan las hojas de los meses en el calendario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s