Copa del Rey 2012-2013·FCBarcelona

Barcelona 1 – Real Madrid 3


Semifinal de la Copa del Rey

El rodillo del Real Madrid pasa por encima de un irreconocible Barcelona

El Barcelona y el Real Madrid llegaban igualados en número de goles después del primer partido. Las tablas en el 1 – 1 en el Santiago Bernabeu se habían convertido en una amenaza para los merengues y una chispa de tranquilidad para los culés. Lo que no se esperaba era el bajón que está pegando el Barcelona en estos últimos partidos, especialmente en la ida de Champions en Milán.

Lleva unos cuantos partidos que no se le reconoce como equipo. Se nota mucho la mano de Roura y la desaparición de Vilanova. Esperemos que vuelva pronto y al coger de nuevo las riendas del equipo les haga levantar el vuelo, porque de esta manera se están jugando mucho. Han desaparecido ya de un campeonato, están a punto de poder desaparecer de otro si no se solucionan pronto los problemas y aunque en liga están los primeros sacando 12 puntos al segundo clasificado todo puede cambiar muy rápidamente. 
Se leía en Twitter la noche del partido la famosa frase del fin de ciclo, después de haberse repetido cuando el Madrid le ganó la Copa del Rey la temporada pasada o la anterior, no recuerdo bien. Tantas veces se ha oído ya esa frase que acostumbrarse a ella es malo. Si, reconozco que yo también lo pensaba pero es difícil no pensarlo cuando tienes un banquillo con muy buenos jugadores la mayoría, un 11 impecable y unos valores y tácticas de juego que son dificiles de superar, se suponía. Nada en esta vida es imposible, y si no a las pruebas me remito. Hace una o dos temporadas superar a ese equipo era un misón de alto riesgo y hoy ya no está tan lejos del alcance de muchos. 

El miercoles se vio un partido monologuizado por el Real Madrid, jugando a placer por el campo de fútbol de Barcelona. Fue un hervidero de ideas para los de Mourinho, un aprieto tras otro para los azulgranas, carreras hacia la portería de Pinto para intentar frenar a Cristiano, Benzema, Varane o cualquiera que quisiera ir a meterles un gol. 
No estuvo fino casi ningún jugador culé. Es inentendible como una pieza tan bien formada desde hace tiempo se tambalee como lo está haciendo. Si, el domador hace su trabajo con sus fieras pero, si las fieras llevan mucho tiempo trabajando juntas tan bien, no deberían flaquear tanto. 
Cuesta creer ciertas decisiones técnicas como el trato a Villa, la desconfianza tan grande en él en estos momentos, la confianza depositada en Alexis cuando no hace ni una derecha en los momentos clave. Hay que tener valor de sacar a Villa cuando vas perdiendo 0 -2, no hay explicaciones muy lógicas y la afición se está cansando de ciertas tácticas que no conducen a nada bueno. 
Hasta los buenos jugadores de la talla de Puyol, Xavi o Messi estuvieron desacertados esa noche. Messi tuvo la primera ocasión de gol a principio del partido y luego se escondió entre sus compañeros como hizo en Milán y desapareció. 
Casi de lo más salvable de este encuentro fue Piqué, que estuvo rápido en algunos cruces, Jordi Alba anotando un gol que después de poco serviría e Iniesta que quiso maravillarnos como otras tantas veces lo ha hecho y algo consiguió pero el ritmo azulgrana en general era lento y uno no es muy capaz de levantar a diez 
compañeros más si nadie les echa más interés.

La renovación de José Manuel Pinto
Es dificíl creer en la renovación de Pinto en el Barcelona, no creo que sea tan buen portero como para estar donde está. Si, al igual que Valdés tiene muchos fallos que le cuestan goles y a veces buenas paradas pero creo que ya flojea desde hace mucho tiempo. Alguna razón de peso habrá para poder entender con criterio esta acción por parte de la directiva y del club. Pinto tuvo poco que ver con los goles encajados, pero no es para no nombrarlo porque 3 goles, en casa y jugándose el pase a la semifinal es para haber estado más fino.

Por lo menos el rodillo de Madrid pasó sin dejar rastro de lesiones ni enfrentamientos entre ambos equipos. Pepe salió a dar un poco de guerra a final de partido y hubo suerte de no empezar un nuevo choque de clubes y Jordi Alba le hizo un mal gesto a Ramos cuando lo ayudó a levantarse en la primera parte pero es lo único a comentar del encuentro.
¿El resto? Un gran Real Madrid con ocasiones y goles indiscutibles. Una rueda de prensa ilógica (ideada por Mourinho que no deja nunca de sorprendernos), una foto “polémica” en parte y un ejercicio de cambio de mentalidad azulgrana y un cambio de papeles en los derbis. 
Los culés tenemos que aprender a mirar más allá de nuestros colores y reflexionar sobre la situación sin perder los papeles. Es fútbol pero puede ser mucho más para algunas personas. 

Haber cómo se desarrolla el partido del sábado pero el camino es dificil, a no ser de que la revacha sea mucho mejor de lo que hemos visto ultimamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s