http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post

Italia – Inglaterra, cuartos de final

Un partidazo en mayúsculas
Seguía confiando en mis azulones, cada vez más a medida que avanzaba la Eurocopa, me estaban haciendo muy feliz. Pero tenía miedo, fue uno de los partidos que con más miedo me acerqué al televisor. Una vez más yo estaba en el sofá, apoyando a los azzurri, como una italiana más, solo que de italiana no tengo nada, con mi gorra de Italia y mis ánimos. Esperaba equivocarme y que ganaran a los ingleses. Aunque tenía miedo estando enfrente Gerrard y el recién llegado al torneo Rooney, la locomotora inglesa. Precisamente esos dos fueron los que menos hicieron en este partido. Los italianos desquiciaron a los ingleses en un partido en el que nada tenía lógica. Las grande llegadas de los ingleses sin encontrar puerta más que una sola vez, las impresionantes paradas de Buffon y sus vuelos por la portería, Pirlo llevando la batuta de un partido que no se les podía escapar… Hablo de lo ilógico del partido porque tal como llegaban de irregulares los italianos nada se podía esperar al gran partido que hicieron enmudeciendo a la grada inglesa y a sus jugadores.
Fue un partido duro, muy peleado. Nadie conseguía imponerse y marcar en los 90 minutos, ni tan siquiera en la prórroga, y mira que lo habían intentado todo tanto unos como otros… Y llegó la tan odiada e inesperada tanda de penaltis. Inesperada por la parte azzurra, ni se lo merecían ni lo habían buscado. Los ingleses esperaban esa parte del partido, sólo habían echo táctica defensiva y no es bueno jugar así durante tanto tiempo.
Los penaltis fueron justos y dieron un merecido triunfo a Italia.
Buffon tenia miedo, la cara de preocupación se le notaba, estaba muy serio, mientras que el portero inglés estudiaba bien los tiros italianos que nada pudo hacer. Tras el fallo de Montolivo, su tristeza, sus compañeros le animaban y entonces llegó él, el cerebro de Italia, el pulmón de los azules, el Gran Andrea Pirlo. Miraba fijamente el balón, se puso serio y chutó. El golazo a lo Panenka después de que el tiro anterior de los ingleses se fuera al larguero fue un alivio para todos los italianos. Buffon respiraba tranquilo. Le dio confianza ese gol. Estaba tan sólo a una parada del último chut inglés para entrar en la semifinal y así fue. Se paró el último penalti e Italia entera enloqueció. La lotería de los penaltis había hecho justicia con el gran juego azurro y pasaban a la semifinal. Yo en casa lloraba sola en el sofá, abrazaba mi gorra y me sentía orgullosa de apoyar a este gran equipo. Sonreí y dije: Menos mal que me he equivocado. Se merecen estar donde están. Para mí es el mejor partido que he visto de los italianos hasta el momento, había que esperar a las semifinales contra Alemania, eso sería otra canción, pero hasta el momento con el partido de los azulones que más me emocioné fue con este.
Tengo que destacar como jugadores del partido desde mi punto de vista y creo que de alguno más a Pirlo, con sus pases, de los que sólo falló exclusivamente 8 de todos los que dio, y a una de las 2 revelaciones del torneo: Mario Balotelli. He de decir que seguramente al igual que mucha gente sólo lo conocíamos por la parte negativa, sus idas de olla y tonterías sobre el campo. Pero lo he visto jugar en esta Eurocopa y me ha gustado mucho. Me gustó desde el primer partido de los italianos, el que jugaron contra España. Este partido contra los ingleses me encantó. Sus ganas sobre el campo, lo que llegó a correr, los intentos de gol… Decían los comentaristas que es el Torres italiano. Yo no lo veo así, igual porque veo muy malo a Torres y creo que cualquiera puede superarlo. Yo lo vi activo casi todo el partido. Es el más joven de la plantilla azzurra y en el final de la prórroga ya no estaba tan fino como al principio, pero es normal. Yo le vi uno de sus grandes partidos. 
Me quedo con la valentía de Balotelli metiendo el primer gol de penalti, con las lágrimas de rabia y tristeza de Montolivo, con el coraje de Pirlo y todas las alabanzas que recibió a lo largo del día siguiente, con las manos de Buffon en el último penalti…  
Gracias Italia por hacerme sentir tan bien aquella noche mágica en la que necesitaba una alegría como esta. Nunca os voy a abandonar, en lo bueno ni en lo malo. 
Italia 4 – Inglaterra 2
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s